Coordinación del trabajo de operarios de conserjería  para poder lograr el equilibrio que la comunidad viene manteniendo todo el año.

La persona contratada para dicho puesto se encarga de realizar los trabajos y obligaciones que se requieran, siempre con un trato correcto y servicial:

- Labor de atención a los vecinos y posibles problemas comunitarios que puedan surgir entre los mismos.
- Control de accesos a la urbanización (carteros, transportistas, luz, aqua, publicidad...).
- Recepción y distribución de correspondencia y paquetería.
- Control de encendido y apagado de luces.
- Comprobación del funcionamiento de las instalaciones y reparaciones menores que no requieran mano de obra especializada (reparación de casquillos, cambio de bombillas, manillas, cerraduras de puertas...).
- Informar al administrador de cualquier situación que afecte al buen funcionamiento de la comunidad.
- En caso de averías de las instalaciones contactar con el servicio técnico.
- Coordinará la recogida de deshechos y basuras de acuerdo con las necesidades de la comunidad.